10 besos de película que todos hemos querido imitar

Esto del 13 de abril, Día Internacional del Beso, viene a raíz de una pareja tailandesa que pasó más de 58 horas besándose durante un certamen.

Esto del 13 de abril, Día Internacional del Beso, viene a raíz de una pareja tailandesa que pasó más de 58 horas besándose durante un certamen.

Los señores en cuestión batieron su propio récord, que habían establecido en 46 horas. Seguramente las parejas que protagonizaron estos 10 besos de película —ni las que hemos intentado imitarlos— no se tiraron tanto tiempo, ni siquiera sumando los ensayos.

Pero son bonitos, así que… Muak. 

1. “Mi chica”. 

El beso que marcó la infancia de medio planeta y recordó la infancia del otro medio: casto, intuitivo, sin experiencia, tímido y fugaz. “¿Has besado alguna vez?”. “¿Cómo? ¿Cómo lo hacen en la tele?”. Un poco de práctica con el brazo… y el resto es historia viva. 

2. “Romeo y Julieta”. 

¿Existe mayor tragedia que esta obra de arte? Indudablemente no. Cualquier beso de cualquier versión de esta película vale para representar perfectamente la lucha de un amor contra dos familias enfrentadas. 

3. “El diario de Noa”. 

No hace falta mucha explicación para describir uno de los momentos más pasionales y románticos del cine de las últimas décadas. Mejor ver la escena de lluvia en el lago… o los que vienen en los primeros minutos de película. Todo vale. 

4. “Spiderman”. 

Es probablemente uno de los besos más imitados, parodiados y recordados del cine internacional. Increíble esa postura de Tobey McGuire cabeza abajo y colgado de no se sabe muy bien dónde. 

5. “Pretty Woman”. 

“¿Y qué ocurrió cuando él subió a la torre y la rescató”. “Que ella le rescató a él”. Y beso. Fundido a negro y fueron felices. Más simple, imposible. 

6. “Moulin Rouge”. 

La parte positiva de esta película es que desde el primer momento ya sabes que no va a acabar bien. Así que es la mejor forma de empezar a disfrutar de cada beso. Sobre todo, de los que ocurren al final de ‘Your song’ o el baladón ‘Come what may’. 

7. “Titanic”. 

El clásico del cine romántico-dramático-trágico no podía faltar en esta lista. La mejor película de amor de todos los tiempos. Punto. ¿El mejor beso de todos? El último de Jack y Rose antes de que él muera congelado (injustamente, ejem). 

8. “Desayuno con diamantes”. 

Parece que el blanco y negro dan el carácter necesario a la película de turno para que sus besos sean los mejores y más recordados de todos los tiempos. Y Audrey Hepburn era una de sus maestras. 

9. “Casablanca”. 

Para más detalles, recurrir al “siempre nos quedará París” y al argumento del anterior punto. 

10. “Dirty Dancing”. 

Chico conoce a chica –de aspecto mosquita muerta- sustituta de bailarina, a la que debe enseñar a bailar. Lo que la magnífica banda sonora ha unido, que no lo separen los hombres.

Aprendí en La Ser y en la Escuela de Periodismo UAM-El País. Aficionada a todo. Soy periodista con opiniones propias.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.