13 cosas de las que te das cuenta cuando vives en un país extranjero

Hogar, dulce hogar; y a veces no nos damos cuenta hasta que empezamos a vivir en otro país.

Hogar, dulce hogar; y a veces no nos damos cuenta hasta que empezamos a vivir en otro país. Sea por el motivo que sea que estés viviendo o hayas vivido lejos de casa, poco a poco te irás dando cuenta de las ventajas e inconvenientes de tu nuevo destino y empezarás a echar de menos rutinas o comodidades que no volverán hasta el retorno a tu país. Estas son algunas de esas cosas curiosas de las que te das cuenta cuando vives en un país extranjero.

1. Por muy bien que hables el idioma, los diferentes acentos te lo pondrán difícil para comunicarte. Viajas pensando que ese idioma que tan bien has aprendido (en caso de que lo hayas hecho) te lo pondrá fácil para comunicarte y que será como estar en tu propio país. En un alto porcentaje de los casos, está bastante alejado de la realidad. En cada lugar hay un tipo de acento distinto y no sonarán las expresiones como imaginabas. Pero tranquilos, en cuestión de unas semanas el oído se acostumbra y es todo mucho más fácil, sobre todo si te relacionas con gente de ese país.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

2. Todo te parece o mucho más caro que en tu país. La lista de la compra es el claro indicativo de si la vida es más cara o no que en tu país. Cuando sales de España, hacer una compra en el supermercado te parece mucho más caro. Incluso salir a tomarte unas cervezas o unas copas de vino te dejará el bolsillo más vacío de lo que te esperabas.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

3. Usar el transporte público es toda una aventura. Saber exactamente cómo desplazarte a la zona en la que vives, el precio de los abonos de transporte, los descuentos por ser estudiante, etc. Una odisea que sin duda te hace invertir bastante dinero.

4. Las salidas nocturnas son diferentes. Si estás acostumbrado a recogerte a las 10 de la mañana enlazando pubs y discotecas, cuando vivas en el extranjero puede que eches de menos la fiesta española. En el momento en el que vives en otro país te das cuenta de que los horarios nocturnos son más reducidos, acabándose la fiesta alrededor de las 3 de la mañana. Si quieres que la fiesta se alargue un poco más, debes pagar por discotecas o after con precios bastante elevados. Esto es habitual en diferentes países de Europa y cambia bastante si decides cruzar el charco. Esto no quiere decir que sea una fiesta peor o mejor, simplemente diferente a lo que estás acostumbrado. Toca salir antes a disfrutar de la fiesta y de diferentes costumbres nocturnas.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

5. Conoces gente con tus mismos proyectos de vida. Puedes llegar a conocer gran cantidad de personas y las redes sociales juegan un papel muy importante para contactar con más y más gente. Encontrarás amigos con las mismas metas y proyectos que tú y en tan sólo en cuestión de semanas ocuparán un lugar muy importante en la vida, ¡Como si os conocierais de toda la vida!

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

6. Tus ganas de seguir viajando aumentarán más y más: nunca te parecerá suficiente. Una vez que coges el primer avión a tu nuevo hogar verás mil destinos que te resultarán interesantes y querrás ir a verlos. Aunque esto no siempre será compatible con tu economía.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

7. Estás mucho más pendiente del dinero que gastas. Irte a otro país supone también, dependiendo del motivo de este nuevo rumbo, cierto grado de independencia. Acostumbrarse a los nuevos precios y ritmos de vida también supondrá un pequeño azote a tu economía y estarás más pendiente de lo que gastas. Incluso, puede que por primera vez en tu vida, tendrás que decir eso de “no puedo salir este fin de semana porque no puedo gastar más dinero esta semana”.

8. Todas tus emociones se multiplican por mil: vives todo intensamente. Sientes que se aceleran tus pulsaciones día a día y empiezas a ver la vida de otra manera, con emociones mucho más fuertes que te harán en ocasiones derrumbarte pero también llorar de felicidad. Tu vida es una montaña rusa de emociones.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

9. Te sientes libre. Libre para elegir, para desplazarte, para cambiar de rumbo. La libertad es una de las sensaciones que te pueden hacer más feliz. Disfrútala, porque hay ocasiones que no duran toda la vida.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

10. Te das cuenta de que las persianas son uno de los mayores inventos de la historia. Queridas persianas: ¡Cuánto os echamos de menos! Si eres de los que les cuesta dormir si no está la habitación totalmente a oscuras lo tienes difícil para descansar en el extranjero. Difícilmente encontrarás nuestras habituales persianas y verás unas telas y cortinillas que las suplirán, pero que no taparán al completo la luz en tu habitación. Pero tranquil@, te acostumbrarás a este cambio aunque eso te cueste varias noches (o semanas) sin dormir bien.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

11. ¿Esto es una almohada? Sí, ese cojín de poco grosor y dimensiones variables es tu nueva almohada. Olvídate de tu viscoelástica y acostúmbrate a dormir con un una especie de cojín para apoyar la cabeza.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

12. Tu vida empieza a depender de una maleta. Toda tu vida cabe en una maleta. Sí, en esa de 10kg de las compañías low cost. A fin de cuentas, aunque viajamos con maletas más grandes para meter toda nuestra ropa, constantemente volamos a nuevos destinos con equipaje de mano. Aunque te parezca sorprendente, esto es todo lo que necesitas para buscar un nuevo destino o para viajar a lugares inolvidables; esto es todo lo que te hace falta para vivir. Desde el primer momento en el que comienzas a hacer la maleta no puedes imaginar que a partir de ahí, tu maleta será tu mayor compañera de viajes y experiencias.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist

13. Empiezas a echar de menos a la familia y valorarlos más. Cuando te vas, las despedidas no se hacen nada fácil, pero los proyectos que vienen por delante te dan fuerzas para soportar esa tirantez llamada distancia. Conforme avanzan las semanas, empiezas a valorar más y más la familia y a echarlos de menos, y tendrás esos famosos “momentos bajón” en los que desearías tenerlos cerca por tan sólo unos minutos.

13 cosas de las que te das cuentas cuando vives en un país extranjero | The Idealist Con todas sus particularidades, lo mejor es disfrutar de las nuevas etapas que se nos presentan y lograr la adaptación a tu nuevo hogar lo más rápido posible. Bienvenido a tu nueva vida.

 

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.