6 cosas buenas que han pasado en 2020

Aunque no lo parezca, tenemos motivos para sonreír.

Llevamos sólo la mitad del año y ya hemos vivido una pandemia, incendios, erupciones volcánicas, asteroides, plagas, terremotos, ataques xenófobos… En fin, que nos está quedando un fin del mundo perfecto. Pero incluso en medio de este caos, tenemos motivos para sonreír.

1. La contaminación se redujo un 64% durante el confinamiento.

La contaminación atmosférica en España se redujo una media del 64% tras la declaración del estado de alarma, gracias a la disminución de desplazamientos en vehículos a motor, de la producción industrial y del consumo. Las ciudades donde más disminuyó fueron Barcelona (83%) y Madrid (73%), con datos muy parecidos a los de la región china de Wuhan, donde se inició el contagio del coronavirus, e Italia, uno de los países más afectados por la pandemia. En resumen, gracias al confinamiento el planeta pudo disfrutar de una menor contaminación, aguas más limpias y cielos más claros. 

2. Nació el primer koala en Australia tras los incendios.

El Australian Reptile Park, ubicado en Nueva Gales del Sur, una de las zonas más afectadas por los incendios que asolaron Australia, dio la bienvenida a una nueva cría de koala. El pequeño Ash (ceniza), llamado así en honor a los 800 millones de animales fallecidos durante los incendios, nació a principios de año y salió de la bolsa de su madre hace apenas unas semanas. Todo un destello de esperanza para la fauna australiana.

3. Una tortuga centenaria ha vuelto a casa tras salvar a su especie.

Diego, una tortuga gigante de las Islas Galápagos, abandonó el zoo de San Diego para participar en la Giant Tortoise Restoration Initiative durante más de cuatro décadas, en las cuales el número de miembros de su especie ha aumentado notablemente (de menos de 20 a unos 2000), y a Diego se debe el 40% de las nuevas tortugas. Ahora, este padrazo de más de cien años ha sido liberado en la isla de La Española. Aquí tenemos a Diego. Parece orgulloso de su hazaña, ¿verdad?

4. España ha ganado Eurovisión. Bueno, en realidad no.

Pero RTVE organizó una votación no oficial en la que quien iba a ser nuestro representante este año, Blas Cantó, se hizo con la primera posición y un 34% de los votos. Votos de españoles, claro, pero al menos esto demuestra que seguimos queriéndonos a nosotros mismos.

5. La gente ha mostrado toda su solidaridad durante la pandemia.

Vale, es verdad que también hemos visto muchos gilipollas individuos poco solidarios, pero no olvidemos todo lo bueno que hemos hecho los unos por los otros: quedadas online con amigos y familiares, pequeñas y grandes donaciones de todo tipo, actividades culturales benéficas y en streaming, colaboración desinteresada entre vecinos, miles de sanitarios arriesgando sus vidas por las nuestras…

6. Miles de personas se están movilizando para lograr la igualdad.

Aunque hemos tenido que sufrir horribles episodios para llegar a esta movilización masiva, lo cierto es que en todo el planeta miles de personas están alzando sus voces y actuando a favor de los derechos civiles. ¡Únete al movimiento!

Parece que en los últimos meses hemos creado comunidad para ayudarnos a nosotros mismos y al planeta. Y no podemos parar ahora.

Todavía quedan motivos para la esperanza.

Si quieres que tus textos lleguen a miles de personas. O si buscas un medio para jovenes como tú. O si simplemente quieres saludar.

Escríbenos a colabora(arroba)theidealist(punto)es

Historiadora y gestora del patrimonio cultural, maña, ecologista y buena gente (creo). Me gustan los abrazos, la tarta de queso y el café. PD: Sigue nadando.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.