6 motivos por los que Black Panther es absolutamente necesaria

Es la película que todos estábamos esperando, y también la que a todos nos hacía falta, aunque no lo supiéramos.

La nueva película de Marvel da mucho que pensar, y es un enorme paso adelante en la lucha por la igualdad. Es realmente inspiradora. Tanto, que hasta Kendrick Lamar ha compuesto un álbum enteramente dedicado a la cinta.

Es la película que todos estábamos esperando, y también la que a todos nos hacía falta, aunque no lo supiéramos.

Aquí os dejo el por qué:

1. Porque es una película negra.

La lucha por la diversificación de papeles en el cine continúa. Estamos acostumbrados a que los protagonistas blancos estén acompañados de acaso uno o dos personajes negros, y a que la mayoría de estos papeles sean en películas sobre la esclavitud, la segregación o la lucha por los derechos civiles.

Que Marvel haya decidido dedicar una película entera sobre un superhéroe negro es un enorme avance. Pero no es sólo eso. Black Panther es una película sobre negros, protagonizada por negros, dirigida por un negro, centrada en temas negros y con una estética que ensalza la cultura negra.

Utiliza vestimentas africanas, acentos africanos y peinados africanos, celebrando la cultura negra que durante tantos años ha estado alienada por la occidental. Los únicos blancos de la película son secundarios, y son bastante poco importantes.

2. Porque las mujeres tienen un papel importantísimo.

En Wakanda, las mujeres son guerreras, ingenieras y espías. En este ficticio país de África no existen diferencias entre los géneros. Aunque el protagonista es un hombre, las mujeres que le rodean no son meros objetos decorativos, sino personajes hechos y derechos con opiniones y personalidad propia.

Además, resalta que no sólo hay una mujer para disimular la aplastante predominancia masculina (ejem, Viuda Negra), sino que son una mayoría y las que dominan la pantalla.

3. Porque ha reimaginado África.

Cuando pensamos en África, o cuando la representamos en el cine, normalmente solemos ver un continente pobre repleto de gente incivilizada que necesita la ayuda de los blancos.

Esta idea de África está basada en una narrativa colonialista y es, obviamente, errónea. En Black Panther vemos una imagen de África nueva y refrescante. La afrofuturística Wakanda reimagina lo que significa ser africano e incluye y celebra acentos, tradiciones y diseños de diferentes tribus del continente. Black Panther denuncia el colonialismo y devuelve a la comunidad negra la imagen de su continente, a la vez que reflexiona sobre la historia negra y sus consecuencias actuales. Es una joya del afrofuturismo.

4. Porque pone en tela de juicio la supremacía occidental.

Aunque ficticia, Wakanda es una nación increíblemente avanzada, gracias a la tecnología que han desarrollado a partir del vibranium. Oculta al resto de países, Wakanda tiene poder suficiente para alterar el orden mundial y ponerse sin esfuerzos por encima de potencias como Estados Unidos. Y sin embargo la CIA entra en escena con la típica actitud americana de aquí-mando-yo. A lo que T’Challa, Nakia y Okoye responden casi con burla. Black Panther critica la supremacía y el egocentrismo de Estados Unidos, señala la fragilidad política y plantea la posibilidad de un mundo nuevo, diferente, dominado desde África, para bien y para mal.

5. Porque cuenta con un villano perfecto.

Si os fijáis, durante la película, nunca se cuestionan los motivos de Erik. Sí así sus medios, que son lo que le convierten en un verdadero villano. Pero Erik no es un loco descarriado, ni mucho menos. El personaje de Erik existe para llamar la atención sobre algo muy importante: nuestras acciones siempre tienen consecuencias. Erik es un daño colateral de una mala decisión política que ahora regresa a por su venganza. Con toda la legitimidad del mundo. Después de todo, la manera que tiene Erik de ver las cosas no es tan diferente de la de Nakia o T’Challa.

Y es que ni Erik es tan malo, ni T’Chaka era un rey tan bueno.

6. Porque retoma el debate sobre la cooperación entre países.

La clave del debate de Black Panther es un reflejo del debate político internacional real: ¿deben los países cooperar unos con otros? ¿Tienen las naciones un deber moral de ser solidarios con las demas? ¿Debe Wakanda compartir su tecnología y sabiduría con el resto del mundo? Black Panther llama la atención sobre este asunto, siempre presente en el eterno debate sobre la moralidad. 

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.