6 señales de que estás saliendo con una persona inmadura

Es difícil ser feliz en una relación que no es sana.

Pocas cosas nos hacen más miserables que estar en una relación romántica que no es sana.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar tanto tu salud mental como tu felicidad es tener en cuenta estas 6 señales para saber si estás en una relación con una persona inmadura:

1. Muchas palabras pero pocos hechos. 
Si te involucras con alguien que no puede alinear sus acciones con sus palabras, te sentirás miserable con ellos.
Así que hazte un favor a ti mismo en el futuro y di no a los Romeos atrofiados psicológicamente y a las Julietas emocionalmente inmaduras.


2. No están dispuestos a ser vulnerables.
Las relaciones felices y duraderas se construyen sobre la base de la confianza.

Y la confianza requiere intimidad. Compartir libremente y ser honesto con el otro acerca de todo, desde sus esperanzas y sueños hasta sus más profundos miedos e inseguridades.
Pero cuando no se puede intimar, se crean vacíos en la relación.

3. Te hacen sentir mal por sentirte mal.
Llámalo como quieras, pero cuando tu pareja te hace sentir mal constantemente por sentirse mal, es hora de seguir adelante.
Uno de los problemas de salir con alguien que es emocionalmente inmaduro es que la relación siempre termina siendo sobre ellos.
Las personas con autoestima baja y grandes inseguridades siempre buscan formas de sentirse mejor. Y a menudo esto viene a expensas de otras personas.



4. No están dispuestos a probar cosas nuevas.
La rutina es algo que mucha gente valora, pero también puede llegar a ser un gran problema. Y ya no es estar dispuesto a hacer cosas nuevas, sino también proponerlas. 
Todos dirán que están abiertos a aprender cosas nuevas, a experimentar, a recibir consejos, pero es necesario que lo demuestren. 


 

5. Insisten en tener la última palabra.

Todos tratamos de tener la última palabra de vez en cuando. A todos nos gusta sentir que hemos "ganado" la conversación.
Lo que es problemático es si hay un patrón de tener que decir la última palabra durante las conversaciones y desacuerdos.
Si alguien no puede evitar tener que decir siempre la última palabra, suele ser porque son demasiado inseguros para tolerar que se reconozca que alguien tiene razón. 


 

6. No saben lo que quieren.
Es emocionalmente arriesgado involucrarse con alguien que no puede articular o al menos explorar lo que realmente le importa.
Si la persona con la que sales no puede expresar las cosas que realmente le importan y por qué, suele ser porque no sabe realmente cuáles son sus valores.

Si se te da bien escribir pero no sabes cómo empezar. O conoces a alguien que le gustaría hacer posts. O simplemente quieres saludar. 

Escríbenos a colabora@theidealist.es
 

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.