6 series sobre niños desaparecidos que no puedes perderte

¿Resolvemos el caso?

No se trata de un genéro nuevo y la verdad es uno de los que más llega a enganchar cuando estás sentado en el sofá ansioso de conocer todas las respuestas que tienes en la cabeza. Es por ello que cada vez con mayor frecuencia las plataformas de TV de pago producen y estrenan sus propias series centradas en misteriosas desapariciones de personas (y muchas de esas veces, de menores).

En algunas de ellas, guionistas y directores se empeñan en que no te enteres de casi nada hasta el quinto o sexto episodio, mínimo. ¡Qué manía de alargar y alargar capítulos!

¿Qué consiguen con ello? Que harto de tanto halo de misterio, las abandones sin saber qué ha ocurrido con la “inquietante” desaparición que aborda. No es el caso de éstas de las que te voy a hablar, que crecen conforme avanzan los episodios. ¡Hazme caso, y sigue leyendo!

1. Stranger Things.

Sin duda es la responsable de que este género esté tan de moda hoy. Poco nuevo se puede decir de esta serie convertida en una máquina de hacer dinero para Netflix. Por si todavía no la has visto, trata sobre extraños sucesos paranormales, incluida la desaparición de un niño, que tienen lugar en la década de los 80 en Hawkins, Indiana.

De las 2 temporadas emitidas hasta la fecha, me quedo con la segunda. El guión de la primera por momentos resulta demasiado enrevesado, y aunque suene a frivolidad, los continuos lloros de Winnona Ryder, que ejerce de madre del desaparecido, llegaron a sacarme de quicio.

2. Dark.

La primera producción de Netflix escrita, rodada y producida en Alemania, Dark, ha seducido a millones de usuarios en todo el mundo. Es un thriller de misterio ton toques de ciencia ficción. Te aviso, si quieres enterarte bien de todo lo que pasa, lo mejor que puedes hacer mientras la sigues, y esto te lo digo en serio, es tomar notas para no liarte, pues la trama se las trae.

Lo que en un principio parece una serie más sobre la  desaparición  de dos niños, enseguida se convierte en todo un entramado en el que presente y pasado se entremezclan continuamente. Por si fuera poco, estas misteriosas desapariciones, pronto sacan a la luz oscuros secretos de las familias de los pequeños desaparecidos.

Intentar hablar de ella, sin hacer spoiler es casi imposible. Así que lo mejor, es que la veas. Solo te diré que a mí, las series en las que para entender algo tienes que estar más atento y callado que en misa, no me van. Reconozco eso sí, que se trata de una gran ficción en la que los alemanes como en todo, han vuelto a dar el “do de pecho”.

3. The Disappearence.

Es la última que he visto, y me ha dejado muy buen sabor de boca. Miniserie canadiense de 6 episodios, narra la desaparición de un niño criado en medio de una familia desestructurada, justo el día que cumple 5 años.

Si te fías solo del primer capítulo no seguirás con ella. Es lento, está lleno de tópicos, y lo único que lo hace atractivo es la presencia del actor Peter Cotoye, abuelo del pequeño y verdadero  protagonista de la serie. Sin embargo, si le das una oportunidad y sigues viéndola, cosa que te recomiendo, encontrarás un guión en el que casi todas las piezas encajan, y un final muy bien cerrado. Sorprende mucho, eso sí, que la familia del niño por su cuenta y riesgo, dé con más claves sobre el caso que la propia policía. Aun así, la serie merece mucho la pena.

¡Y muy atento a la detective a cargo de la investigación, para mí lo más surrealista de la serie! Se trata de una “abuelita” de más de 70 años (lo siento  se me hace muy raro ver a un inspectora jefe tan mayor, lo mismo es que en Canadá se jubilan a esas edades, no sé). ¿Te imaginas a Concha Velasco haciendo de Dana Scully en Expediente X? Pues esto es un poco parecido.

La puedes ver completa en Movistar Series y Calle 13.

4. The Leftovers.

The Leftovers es  de lo mejor que ha producido HBO en los últimos años. Aviso, no es una serie fácil de ver, y mucho menos de digerir por la “profundidad” de muchos de sus episodios. De las 3 temporadas, la segunda es la más redonda. Seguro que empiezas a ver la serie, y piensas: “esto no me va a gustar”. Ves varios episodios, y sigues pensando lo mismo. Por favor, dale una oportunidad, confía en mí. A partir del episodio 5 o 6, la cosa cambia, y la serie crece hasta convertirse su segunda temporada, en una auténtica obra maestra.

Basada en el libro “Ascensión” de Tom Perrota y dirigida por Damon Lindelof quien también estuvo al frente de Perdidos, arranca 3 años después de la misteriosa desaparición el mismo día y a la misma hora de 140 millones de personas, el 2% de la población mundial. Plantea cómo los protagonistas afrontan a nivel individual y social tamaño suceso.

Entre otras historias conocemos la de Nora (Carrie Coon, maravillosa también en la tercera temporada de Fargo) una madre  de 2 pequeños desaparecidos, y la de un policía que está tremendo Kevin Gardey (Justin Theroux), y cuyos caminos pronto se entrecruzarán.

¿Por qué debes verla? Porque es arriesgada, distinta a todo lo que has visto hasta la fecha, por su maravillosa música, y porque al terminar cada capítulo tienes la sensación de que te ha tocado algo más que la fibra sensible. Eso sí, no es apta para maratones, dada la intensidad emocional de muchos de sus capítulos.

La tienes en HBO y en Movistar Series.

5. The Missing.

Galardonada con numerosos premios, y con más de 7 millones de espectadores en el Reino Unido, ha sido vendida con éxito a infinidad de países. Y es que esta ficción de la BBC, se merece todo esto y mucho más.

Reconozco que no soy objetivo cuando hablo de ella. Me fascinó por la manera tan desgarradora que nos muestra la angustia de unos padres cuando su hijo desaparece. Contada en dos líneas temporales, la serie salta del presente al pasado continuamente, para explorar las consecuencias de la desaparición en el seno de las familias afectadas, y desvelar así, las claves de la investigación.

Cada temporada narra una historia diferente y auto conclusiva. El único personaje que repite, es el detective Julien Baptiste experto en secuestros, y brillantemente interpretado por Tchéky Karyo.

En la primera unos padres pierden a un niño de 4 años, y en la segunda, once años después de que una niña desaparezca, reaparece en su ciudad natal convertida en una joven enigmática y misteriosa. Aunque me encantaron ambas, he de decir que la segunda es mi favorita, y que sus 8 capítulos me los devoré en un sábado. Estoy seguro que tú harás lo mismo, y no podrás parar de verla. 

La tienes completa en Movistar Series y Amazon.

6. El jardín de Bronce.

Producción de HBO Latinoamérica y rodada en Argentina, es una deliciosa miniserie, a la que se le ha dado muy poca promoción, no entiendo muy bien por qué. Basada en el best seller del mismo título, narra la investigación en torno a la desaparición de Moira, una niña de cuatro años, junto con su niñera peruana, en pleno centro urbano bonaerense.

Muestra la impasividad de la policía argentina, por desgracia muy habitual en aquel país y en otros del entorno, frente a las desapariciones de menores. Es por ello que el padre de la pequeña acudirá a un pintoresco detective privado llamado César Doverti. La memorable actuación de este último, interpretado por el gran actor argentino Luís Luque, es motivo más que suficiente para que no te la pierdas. Pero es que además el modo en que lleva a cabo la investigación, es de lo más peculiar e ingenioso.

La puedes ver en HBO.

Escribo guiones de televisión cuando puedo o me dejan. El resto de mi tiempo lo dedico a lo que más feliz me hace, ver series. Ah, y a veces, también hablo.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.