7 errores que solemos cometer al ligar por Whatsapp

Para evitar que te hagan una cobra virtual.

El mundo 2.0 se ha instalado en nuestras vidas para quedase y, aunque hay muchas cosas que ya podemos hacer solo por Internet, hay cosas que solo vamos a poder hacer cara a cara, por no decir cuerpo a cuerpo. A continuación os vamos a contar algunas cosas que debes evitar si quieres ligar por Whatsapp para no ser rechazado o que te hagan una cobra virtual.

1. Pedirlo porque sí

Estas en una discoteca o hablando por Tinder y quieres traspasar la conversación a Whatsapp lo antes posible. ¡Frena! Ve lento. Calcula los tiempos y, sobretodo, ten un motivo de peso que sea más convincente que el "es que esto no me va bien" o el "es que tienes unos ojos muy bonitos”.

¡Fíjate y piensa! ¿Qué te gusta de ella realmente? ¿Qué compartís? ¿Qué podríais hacer juntos? Observar y escuchar es importante para dejarte fascinar por ellas. Si no tienes paciencia es posible que vayas a parecer un@ más y eso no mola nada.

2. Agobiar


Pasa de escribir el Quijote en verso. No tienes que estar pendiente todo el rato de conversar. Tenemos vida. Recuérdalo. Busca un momento al día para charlar pero siempre teniendo en cuenta de que lo importante se hace cara a cara.

Pasa de parecer aburrid@ y de preguntar todo el taro “¿qué haces?”. Si tienes que hablar que sea para aportar algo más que hacer perder el tiempo a los demás. Propón, comenta, cuenta un chiste corto... pero nunca, nunca, nunca seas alguien que regala su tiempo como quién reparte folletos en la puerta del metro.

3. No crear misterio

Déjalo en alto. No te vendas barato. Si quiere que le cuentes todo lo que puedes ofrecerle que sea en persona. No le cuentes tu vida en fascículos. Haz que quiera saber más sobre ti. Debes controlar muy bien los tiempos y saber cuándo te tienes que ir y dejar una conversación a medias para generar interés.

¡Haz pausas publicitarias!

Imagínate que eres una serie de televisión: dos detectives llevan más de treinta minutos buscando el asesino y cuando llega el momento de desvelarlo: ¡nos vamos a publicidad! Si quiere saber quién es el asesino “te lo cuento otro día mientras nos tomamos un café”.

4. Insistir



Si no pude quedar no puede quedar. A no ser que os conozcáis de toda la vida o que seas de la familia, no insistas en querer quedar. ¡Hay más cosas que hacer que ligar! Si no puede quedar no pasa nada, ya quedaréis un día de la semana que viene o del mes que viene. No estés día tras día pendiente de si os vais a ver en persona.

Lo mejor que puedes hacer para no caer en este error es ocupar tu tiempo y convertirte en la típica persona que hace un montón de actividades durante la semana.  Si no es así y crees que tu misión en el mundo es conquistar el corazón de tod@s, lo mejor será que estés hablando con much@as a la vez para dosificar tus encantos de amante necesitad@ de amor.

5. Enseñar pajarito antes de tiempo



Esto va para los chicos. La foto de tu amiguito, con tus calcetines de fondo, te lo puedes ahorrar. Piensa que un mago nunca enseña sus trucos ni su varita antes de empezar el espectáculo.

¡Y tampoco pidas fotos! Internet está lleno de material que te ayudará a estrangular al chimpancé. No pidas unas selfies picantes para acompañar la soledad de tu habitación. A no ser que estés muy seguro de que tus deseos vayan a ser satisfechos o de que le gustas mucho, no lo hagas.

6. El rollo cibernovios es muy de los 90



Hemos superado la era de los chats y de los nicknames ridículos. Si no te vas a comer el entrecot, no juegues con las patatas. Whatsapp es una herramienta, no es la barra de un bar. Intenta quedar lo antes posible pero no te conviertas en un posible candidato para ir al Diario de Patricia.

7. Mentir

Hazle caso a tu madre: antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. No te tires del moco y cuentes tu vida como si fueras el mismísimo Bruce Wayne o la versión moderna y sexy de Juana de Arco. Piensa que vas a tener que verl@ cara a cara y que quizás estás hablando con el amor de tu vida. No te pongas centímetros, no te quites quilos, no uses una foto de perfil en la que quedes tan bien que no parezcas tú.

La seguridad en uno mismo, a veces, se muestra, confesando debilidades. Es valiente y cuenta esa anécdota tan embarazosa que te hace human@.

¡Chim pom!

Ya lo sabes. Afila esos pulgares y whatsapéalo suave y atentamente. Si no caes en estos siete errores es probable que consigas esa cita que tanto esperas. Es cuestión de intentarlo y aprender de los errores. Aunque no salga en sus películas, James Bond también es rechazado de vez en cuando.

[Colaboración: Marc Noè Picazo]

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.