7 motivos por los que en España no se podría rodar una de las pelis de sobremesa de Antena3

¡Venga ya! Si todos acabamos viéndolas en un momento u otro.

Pongámonos en situación: sábado a las cuatro de la tarde, acabas de almorzar después de haberte levantado más tarde de la cuenta pero habiendo dormido poco porque el viernes te recogiste a las tantas, ¿qué puedes hacer? Ver una de las maravillosas y nada predecibles películas que Antena 3 te tiene preparadas. Cuando ya estás afrontando que vas a enfrentarte a 5 horas maratonianas de cine de calidad, y tienes Twitter abierto para hablar de los cambios inexplicables del título en la traducción, te planteas una serie de razones por las que en España ninguna de las situaciones que se suceden en estos films serían posibles. Luego vas confirmando tu teoría a medida que avanza la película. Esto es lo que yo he concluido:

1. En España nuestras puertas son más resistentes que un trozo de madera con mosquiteras. Puertas que por supuesto siempre están abiertas. ¿A quién se le ocurre eso? Sólo a unas personas que creen que están obligadas a dormir con un rifle debajo de la cama y que para ello compran esto en la teletienda:

2. Porque aquí le ponemos rejas a las ventanas en vez de poner unas que se pueden abrir fácilmente desde fuera. A ver muchacha, que en esa casa contigo viven niños, que tienes un acosador que acaba de salir de la cárcel y que la policía te ha avisado de que va a por ti.

3. Porque cuando pasa algo extraño, en vez de ir a investigar los ruidos al sótano, nos vamos corriendo y llamamos a la policía. Y que conste que esto no se trata de valentía, sino de inteligencia y amor por la vida.

4. Porque no vamos a correr a bosques por los que no pasa nadie, y muchos menos a aquellos que tienen un lago cerca. Y mucho menos después de anochecer. Si es que vais buscando la muerte.

5. Porque no nos mudamos a casas en las que han matado a alguien hace menos de diez años. No y no, además, los vendedores siempre les advierten, y ellos sólo alegan un "pobre". Luego pasa lo que pasa y se levantan por las noches porque escuchan pasos en el ático y en el huece entre paredes.

6. No tenemos un jardín de 500 metros cuadrados para que corran nuestros hijos mientras los observamos desde nuestra cocina con isla en el centro y espacios abiertos. Jardín que por supuesto está asentado sobre un antiguo cementerio (indio o no), cuyo sepulturero es tu actual jardinero.

7. Porque aquí hacemos casos a las advertencias de la gente de nuestro entorno en la mayoría de ocasiones. No nos da por casarnos con una persona a las que hemos conocido hace un mes y cuyas dos esposas anteriores murieron en extrañas circunstancias.

Estudio Periodismo en la Universidad de Sevilla y pienso mucho aunque no lo parezca. Me gustan el chocolate, los helados y los dulces por encima de casi todo. Soy muy feliz.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.