7 razones por las que engancharte a Shameless

¿Cómo que todavía no conoces Shameless?

Shameless es un remake americano de la versión inglesa y la verdad es que, aunque se estrenó en 2011, es una serie que puedes ver en cualquier momento y que te engancha a niveles insospechados. 

1. Nunca has visto una serie como esta.

Y no es un tópico. Es real. Nunca has visto una serie tan dura, tan real y tan cómica. Nunca deja de sorprenderte. 

2. Vas a querer ser parte de esa familia, aunque sea un desastre. 

3. Vas a enamorarte locamente de Lip. O de Fiona. O de ambos. 

Son los hermanos mayores y se nota. Son una mezcla entre responsables y canallas y, aunque sepas que no te convienen personas así, lo único que vas a pensar es en la envidia que le tienes a sus parejas. 

4. Vas a amar y odias a todos los personajes en algún momento. 

Todos los personajes crecen y cambian a lo largo de la serie, hasta puntos que ni te imaginas ... ¿Quién no cambiaría en circunstancias como esas?

5. Trata temas sociales actuales como nunca antes se han tratado. 

Desde las drogas y las armas, a las enfermedades mentales y la pobreza. 

5. Te enseña una realidad que casi seguro que ninguno hemos vivido. 

6. Hablan sin tapujos. 

Si buscas una serie formal, en la que se hable con propiedad y que sea politicamente correcta, está claro que esta no es tu serie.

7. Te hace valorar lo que importa realmente. 

Te das cuenta de que da igual lo material y que al final lo que siempre esta ahí, pase lo que pase, es la familia. 

 

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.