8 tipos de risa contagiosa que hacen que no pares de reír

Y tú, ¿como te ríes?

Todos hemos oído esas típicas risas que no sabes de dónde han salido pero que a veces te hacen reír más por el sonido que hace esa persona que por lo ocurrido.

1. La tímida. Esa que apenas se oye, la persona se tapa con la mano acompañado de un cursi JIJIJI

2. La fuerte. Aquella que se oye desde la otra punta del mundo ese JAJAJA tan sonoro que retumba la sala, puede pillarte desprevenido y alterar un poco.

3. La de señora. Ese JOJOJO tan indescriptible que sólo las señoras pueden hacer cuando están de marujeo en cualquier parte. A alguna la puedes identificar con su abanico que con tanta arte mueve para dar énfasis a esa risa.

4. La de maléfica. Esa tan típica de telenovela o peli, tan artificial cuando planeas  una venganza con ese MUAJAJAJA lo rematas. Pero ¡ojo! esta tiene dos tipos más, una con la boca cerrada junto con una sonrisa muy de chula del barrio o con la boca tan abierta como un buzón de correos. La verdad, gente no sé cuál es peor.

5. La peppa pig. Vale hay que reconocer que está es la mejor, sale ese OINK OINK y no puedes para de reír.

6. Modo silencioso. A esta persona parece que le esté dando un telele, no se le oye nada pero eso sí se pone tan roja como un tomate que un poco más y explota.

7. El vibrador. La persona se mueve cual sofá de masaje o como si estuviera este poseída.

8. El jarto máximo. Puede pasar de todo. La persona se ríe sin parar, de la sorpresa puede escupir a alguien, mearse (en ocasiones, literalmente) incluso que se le escape algún gas indeseado.

En fin, sea cual sea el tipo de risa que tengas, lo importante es poder hacerlo sin parar y oye, dicen que quemas grasas así que...

¡A reír todo el mundo!

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.