El día en el que Coca-Cola casi desaparece

¿Nunca te has preguntado por qué en sus etiquetas ponen lo de "sabor original"?

Durante las décadas de los 40 y 50 del siglo pasado, Coca-Cola era lider con una cuota de mercado superior al 60%. Pepsi era su competidor pero tenía muchos problemas para poder posicionarse bien. 

Sin embargo, en 1970, Pepsi empezó a encontrar su camino tras varias campañas de marketing de gran éxito. Poco a poco Pepsi iba acercándose a Coca-Cola y esto, como era de esperar, puso incómodo a la que había sido lider durante mucho tiempo. 

Entonces Coca-Cola hizo lo que uno nunca hay que hacer cuando se está bajo presión: reaccionar de forma exagerada.

¿Qué hicieron? Cambiar la receta original.

Aunque no lo hicieron al tuntún. Meses antes, Coca-Cola había comenzado el "Proyecto Kansas" en el que se realizaron encuestas individuales a consumidores. Los resultados fueron: más del 75% de los encuestados amaban el sabor, el 15% eran indiferentes, y el 10% odiaban el sabor. Además, tras realizar encuestas en grupo, se dieron cuenta de que el 10% de los encuestados que odiaban el sabor influenciaban a otros encuestados del mismo grupo. 

Cuando la Nueva Coca-Cola salió al mercado, ese 10% que odiaban la nueva receta se hizo sonar. Los medios de comunicación comenzaron a captarlos, dándoles voz y creando poco a poco una bola de nieve. Incluso se llegó a crear una organización de consumidores, Old Cola Drinkers of America, que comenzaron a protestar colectivamente por el descontento de la nueva receta. 

Aparte de cambiar la receta, Coca-Cola no contó con el factor cultural. Su sede estaba en Atlanta, zona muy conservadora. Muchos consumidores de la región vieron este cambio de sabor como una concesión más al norte, a las mentes liberales, así que durante un largo tiempo su línea de atención al cliente no paró de recibir quejas y quejas de clientes. 

A su vez, Pepsi empezó una campaña publicitaria muy agresiva burlándose de Coca-Cola y consiguiendo alcanzar e igualar las cuotas de mercado de Coca-Cola. Todo esto acabó en un gran descenso de las ventas y un daño casi irreparable de la percepción de marca de Coca-Cola. 

Tres meses después del lanzamiento del nuevo sabor, el presidente de Coca-Cola anunció que el sabor original volvería y reconoció que habían cometido un error. 

Por todo esto y desde entonces, en todas las etiquetas de Coca-Cola aparece "sabor original". 

Hoy en día la historia del cambio de sabor de Coca-Cola se estudia en casi todos los cursos de marketing por todo el mundo. 

No todos los productos son como los coches y la electrónica. No pueden ser ajustados y cambiados como una nueva versión de un iPhone.
Con el desastre de la Nueva Coca-Cola, parece que nunca ha habido un uso más aplicable de la frase, "Si no está roto, no lo arregles".

Si se te da bien escribir pero no sabes cómo empezar. O conoces a alguien que le gustaría hacer posts. O simplemente quieres saludar. 

Escríbenos a colabora@theidealist.es

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.