Guía básica de las 10 cosas que has de tener presente si vas a la Feria de Abril

Y esa gitana, y esa gitana, y esa gitana, me conquista bailando por sevillanas.

La Feria de Abril ha llegado a Sevilla un año más y todos estamos dispuestos a pisar el Real con más fuerza que nunca. Sin embargo, si es la primera vez que vienes por aquí o si no estás muy acostumbrado a moverte en este ambiente, tienes que tener una serie de premisas presentes.

1. En la Feria de Abril, la mayoría de casetas son privadas, es decir, que no puedes ir entrando a tu antojo en la que te plazca. Solo podrás entrar si vas con algún socio de esa caseta. Por ello precisamente, siempre se montan una serie de casetas públicas, que este año suman 19.

2. No subestimes el poder del rebujito. Ten cuidado, que parece que no emborracha porque te lo bebes como si fuera agua... ¡Es una trampa!

3. Cuidado en la Calle del Infierno, aka, la de los cacharritos/atracciones. La noria está bien, sobretodo la panorámica que ofrece de Sevilla.

4. Nunca, jamás de los jamases quedes en reunirte con alguien en la Portada. Seamos sinceros, te va a costar la vida dar con él, porque ahí se concentran 546874 personas.

5. Si vas vestida de flamenca no recurras a un traje que se puso la sobrina de tu vecina allá por los 90. Ya no se lleva... Y prometo que se puede pisar el albero sin llevar traje, no hay nadie que te eche.

6. En las casetas de Feria no suele mandar el último remix del Dj loquesea, en la Feria de Abril mandan Los Romeros de la Puebla, es decir, sevillanas, grupitos, guitarritas...

7. Tienes que tener en cuenta que a muchas casetas no se puede entrar si no llevas chaqueta. La mayor pega que presenta esto es que te puedes morir de calor, pero bueno, ya te calmarás con el rebujito.

8. Muchísimas casetas cuentan con un portero, así que no intentes vacilarle.

9. No olvides el abanico. Es un elemento indispensable en el tramo horario que va del mediodía hasta las siete de la tarde.

10. La tortilla de patatas es el plato estrella de la Feria. La reconocerás, además de por lo evidente, por estar rodeada de 30 tenedores... Hay que saber compartir (y ahorrar para invertir en más rebujito).

Y después de esto, a disfrutar de la Feria, que luego toca esperar otro año.

Estudio Periodismo en la Universidad de Sevilla y pienso mucho aunque no lo parezca. Me gustan el chocolate, los helados y los dulces por encima de casi todo. Soy muy feliz.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.