5 claros ejemplos que demuestran que el mundo es un asqueroso pañuelo

El mundo es un pañuelo. Para bien y para mal.

No hablamos de éstas pero hay casualidades bonitas, de las que incluso salen historias que luego recuerdas con cariño y cuentas a tus nietos cuando tienen edad para escucharlas. Luego están las graciosas, que cuentas cuando todo el mundo se pone a narrar anécdotas y es tu turno. Y por último, las que nos ocupan, son aquellas en las que solo quieres cavar un agujero bien profundo en la tierra y meterte dentro cual avestruz. ¿Ejemplos de que el mundo es un asqueroso pañuelo? Pues os damos cinco.

1. Entras a una farmacia a comprar una caja de condones. Resulta que no venden porque es la única de la ciudad del Opus. Y resulta que la dueña es tu prima.

5 claros ejemplos que demuestran que el mundo es un asqueroso pañuelo | The Idealist

2. Estás hablando pestes de tu ex y de esa nueva novia que tiene con varios amigos, en confianza, cuando el resquemor todavía te puede. Uno de ellos te mira con cara rara y hace gestos para que pares hasta casi desfigurarse la cara: es la mejor amiga de uno de los presentes y la adora. De hecho, adivina quién los presentó.

5 claros ejemplos que demuestran que el mundo es un asqueroso pañuelo | The Idealist

3. Café de chicas. Te acabas de enterar que ese tío con el que estabas liada no te mandaba mensajes solamente a ti para que durmieras bien por las noches, que había unas cuantas más. Estás soltando pestes por esa boquita como si no hubiera un mañana, endemoniada perdida. De repente te enseña una foto la niña que tienes sentada enfrente, amiga de una amiga, modo ‘ y yo que suerte tengo la verdad, que mi novio es el mejor’. Oh dios mío. Exacto: es él.

4. Es viernes por la noche y sales a cenar a tu sitio de confianza dispuesta a pegarte un banquete más que merecido. Pides media carta y empiezas a frotarte las manos con tu hermana como si no hubierais comido en toda la semana. Llega ese chico que te hace tanta gracia y se sienta JUSTO en la mesa de enfrente. Empiezan a traerte la comida.

5 claros ejemplos que demuestran que el mundo es un asqueroso pañuelo | The Idealist

5. La boda de una de tus mejores amigas de la infancia y ahí estás tú, divina de la muerte, con ese vestido tan perfecto que te pasaste meses buscando y otros tantos a dieta para poder entrar en él. Te queda como un guante y eres la reina del sarao. Aparece tu ex, porque también es su amigo, de la mano de su nueva conquista. Bingo: lleva el mismo vestido, y encima a la muy zorra le queda mejor.

5 claros ejemplos que demuestran que el mundo es un asqueroso pañuelo | The Idealist

De Pontevedra y con una pasión más que definida: escribir. Trabajo en internet y me apasiona este medio. Editora en Weblogs SL. Mis niños mimados son @Poprosa, @ZonaCocaCola y CocaColaMusicExperience
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.