7 cosas que encontrarás en la playa sí o sí

Los días de verano, para nuestra alegría, cada vez están más cerca, y con ellos las playas se van poblando de tuppers de tortilla.

Hasta cuando se pronuncian los nombres de los meses de junio (para los más afortunados), julio y agosto suenan con un hilillo musical agradable de fondo, y es que las tan esperadas vacaciones, aunque sean de fin de semana, se van acercando poquito a poco. De hecho, yo ya huelo los tuppers de las señoras que van a la playa, por eso aquí dejo las x cosas que te encontrarás junto al mar este y todos los veranos:

1. Los variados tuppers de comida. Aquí encontramos variedad: tortilla, ensaladilla, aliños, croquetas, filetes empanados... Casi ná'.

2. La pelota hinchable de Nivea. Estoy segura de que se habrá originado más de una discusión a cuenta de esto, porque los grupitos de gente seguro que confundían unas pelotas con otras.

3. La bomba de chocolate, el bombón helado. Y por supuesto el señor que las vende y las pregona a toda voz por las playas del litoral español (al menos por el andaluz).

4. La colchoneta de color flúor, verde o rosa preferentemente, con sus características ondulaciones. Sus filos sí que son verdaderas armas de destrucción masivas... A la altura del corte de folio. Cuantísimas colchonetas habrá perdidas surcando los mares...

5. La bolsa de plástico-medusa. Y sí, tú también te has encontrado con una alguna vez de forma casual, y sí, has huido como si de un tiburón se tratara (y luego has disimulado).

6. Las sombrillas de Coca-cola/Nestlé. Cuidado con esto, porque no parece demasiado importante, pero cuando te bañabas solo y te arrastraba un poco la marea, a la hora de salir intentabas ubicarte tomando tu sombrilla como referencia, ¿y qué pasaba? Ay... Esto se veía agravado si encima eras miope.

7. El grupito de señoras de edades comprendidas entre los cincuenta y sesenta que van a pasar el domingo a la playa sin sus maridos y se llevan todo el día hablando a tal volumen que las escuchas aunque estéis separados por cien metros. Las distinguirás por su risas similares a los sonidos de las ambulancias y sus ingentes cantidades de provisiones.

Estudio Periodismo en la Universidad de Sevilla y pienso mucho aunque no lo parezca. Me gustan el chocolate, los helados y los dulces por encima de casi todo. Soy muy feliz.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.