9 tipos de conductores que te encontrarás al volante

Por la raja de tu falda yo, tuve un piñazo con, un Seat Panda...

Qué felices somos todos el día que, a la tercera, nos dan el carnet de conducir y nos vemos totalmente capacitados para poner nuestros nuevos conocmientos en práctica... Pero a la hora de la verdad, nada era tan bonito como lo pintaban en tus clases de conducir, no llevas a ese profesor al lado que te indicaba como buen gps, o te decía cuándo se cambiaba el semáforo. Nadie te dijo que te ibas a cruzar con estos ases del volante...

1. El que se ha comprado un coche nuevo de alta gama. Sí, es el más vacilón del lugar, el muy idiota se cree que porque lleve un bmw (por decir algo) el resto del mundo tiene que ir abriéndole paso por la carretera, o que ha de cederle su sitio... Teskiyá'.

2. El que pita en los atascos. Este individuo se cree que la gente tiene sus vehículos parados por gusto, porque les apetece levantarse a las 7 de la mañana para llevarse tres cuartos de hora en un embotellamiento. Sí, es mi sueño amigo, perdóname.

3. El que se saca mocos con el dedo de poner el intermitente. Sé que insisto muchas veces en esta persona, pero es que es muy desagradable, y todas, todas las mañanas me encuentro a alguno. Menos mocos y más poner el intermente en las rotondas.

4. El que lo da todo cantando. Sea la hora que sea, este sujeto siempre canta todo lo que le ponen en la radio. Ha echado tantas horas en la carretera que se sabe ya hasta la canción que odia y no puedo evitar cantarla, o incluso, interpretarla.

5. El que sigue usando el móvil. A ver, ¿no has visto las tropecientas campañas de la DGT?, ¿de verdad que es tan necesario contestar ese whatsapp? Venga hombre... En serio, basta.

6. El que pone el intermitente 8 kilómetros antes de coger su desvío. Y tiene al que va detrás de él atemorizado frenando por ver cuándo va a salir del carril, a derecha o izquierda. No se puede jugar con los sentimientos de una persona de esta manera.

7. El que conduce frenando. Se caracteriza porque frena cada 20 metros, con o sin motivo aparente, y por supuesto, ralentiza todo el tráfico. 

8. Los taxistas. Estos son como los del bmw, pero de la conducción en ciudad, se creen que tienen más derechos que ningún otro, y pueden llegar a insultarte.

9. Los "L". Cuando tú eres el que lleva una puesta, te preguntas el motivo por el que no paran de adelantarte, o por el que te pitan... Después de dos años, lo entiendes y procedes a hacer lo mismo.

El resto de maravillosos magos de la carretera os dejo descubrirlos, porque pocas experiencias hay tan maravillosas como ésta.

Estudio Periodismo en la Universidad de Sevilla y pienso mucho aunque no lo parezca. Me gustan el chocolate, los helados y los dulces por encima de casi todo. Soy muy feliz.
Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.