Los 7 ingredientes básicos para crear la canción del verano

Queda inaugurada la búsqueda del temazo del verano y tiene que cumplir todo esto.

Con la llegada de julio ha quedado más que inaugurada la temporada veraniega y, con ella, las salidas nocturnas y el boom de las canciones del verano. Muy atrás quedaron los éxitos de Georgie Dann o David Civera; los tiempos han cambiado y las canciones con las que lo das todo en la discoteca tienen una serie de ingredientes que hacen que no puedas dejar de bailar. ¿Quieres saber cuáles son?

1. El ritmo. Bien sabemos que las baladas nunca se convierten en canciones del verano. Lo que quieres es que el ritmo de la canción te haga mover las caderas hasta que no puedas más.

2. Una letra pegadiza, sin que llegue a importar el significado real. Los autores pueden darse el lujo de decir en su canción “un arroz con habichuelas” o no dejar de hablar de un taxi que no pasa nada… Lo que importa, como bien hemos dicho, es el ritmo, cómo encaje esa letra con la armonía y lo que le haga mover el esqueleto.  No obstante, si el artista se curra la letra, suelen ser frecuentes las historias “imposibles” con bastante carga emocional.

3. El artista del momento. Hay ciertos artistas que, saquen la canción que saquen, en verano siempre se sitúan en el top de artistas veraniegos. Un ejemplo es el de Enrique Iglesias o Marc Anthony que llevan dos años arrasando con sus temas de verano...

4. Las colaboraciones. Cada vez más frecuentes y exitosas, si no que se lo digan al resurgimiento de Knarias y su colaboración con Doctor Bellido. U otro ejemplo más claro: Pitbull. Desde que empezó a aparecer en el panorama musical internacional muchos viven con miedo a que les oigan cantar en la ducha y les haga un remix.

5. Un videoclip con mucho baile y… mujeres. No falla. Parece que está relacionado el que sea una canción veraniega al hecho de que tengan que aparecer en el videoclip de la canción 20 chicas exóticas en bikini o con poca ropa. Además, cada vez es más popular en las discotecas el hecho de que haya pantallitas mostrando el videoclip a la vez que suena la canción, lo que ayuda a “visualizar”  lo que quiere transmitir el artista.

6. La mezcla del dance y electrolatino. Dentro de los ritmos que triunfan, sin duda tiene que haber una mezcla de electrolatino y dance para hacer de la canción un éxito bailable. Un poco de influencia salsera o bachatera tampoco le hace daño si quiere convertirse en un hit, si no que se lo digan a Romeo Santos.

7. Efectos de ordenador. Llega un momento que hasta se desvirtúa la voz del cantante con tal de crear un efecto más cool y fresco (cosa que con artistas como Paquirrín se llega a agradecer). Cuanto más efecto, más suena a discoteca y más opción tiene de ser una canción puntera para el verano.

Para ti, ¿cuál es la canción del verano de este 2019? ¿Qué otros componentes crees que son necesarios para crear un hit veraniego? 

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.